«Holy cow» un libro de humor…¡vacuno!

Acabo de leer «Holy cow» (traducción de vaca sagrada y de …¡hostia!) un libro muy divertido contra el maltrato animal! Así tal cual.

Y el autor es un actor de Hollywood, el famoso David Duchovny, o mejor conocido como  el agente Fox Mulder de Expediente X, la serie televisiva. David era vegetariano, ahora come pescado…bueno, nadie es perfecto.

Este es su primer trabajo como escritor, y cuidado, no es una obra maestra pero es una historia que funciona tanto como aventura como a nivel de reflexión social, llena de humor y sin demagogia.

En «Holy cow» la protagonista es Elsie, una vaca de una granja en las afueras de Nueva York, que un día ve en la tele (el Dios Caja) el terrible destino de todas las vacas y de los demás animales de la granja. Desde aquel momento empieza su aventura hacia la India, el único País donde no se comen vacas.

El libro está escrito en primera persona, Elsie es la que habla e interpela directamente el lector y juguetea con él/ella todo el rato.

Es muy satírica hablando de los otros animales, por ejemplo hablando de los perros:

me dan un poco de pena porque no están ni aquí ni allí ni son del todo animales ni del todo humanos; están atrapados en alguna parte entre el lobo y el hombre, entre lo bravo y lo manso, y eso tiene que ser bastante desconcertante a veces, y triste. Como la coliflor romanesco. Los perros son la coliflor romanesco del reino animal.

El libro no es demagogo pero si que se pone muy firme y directo a la hora de reprochar las malas costumbres consumista del ser humano, sobretodo cuando cerca de un contenedor de la basura, la vaca se encuentra con mucha comida…de carne:

Vamos a ver, si me vais a matar para convertirme en comida, al menos comedme y cagadme y dejad que me una al ciclo de la naturaleza. No me matéis sin razón alguna.

Realmente la protagonista no puede contener el desprecio hacia los humanos, con mucha razón, pero lo hace de forma tan divertida que es un libro que nunca se te hace…infumable.

Es el humor la llave para entender muchos errores de la sociedad moderna consumista sin sentirte demasiado culpable.

Es un libro que no te aporta nada nuevo pero te regala dos o tres horas de risas y lo recomiendo a tod@s laquell@s que necesitan entrenar su empatía hacia el mundo animal. 🙂

Y a los que entienden el inglés aquí tenéis a David hablando del book!

 

 

Leave a Reply

Deja un comentario