Slowers, el ritmo de la naturaleza

Calzados veganos para una vida sin prisa.

Hoy os voy a hablar de los zapatos veganos Slowers de María Ripollés.

En un mundo en que hay que correr para seguir ritmos inhumanos, María decidió apostar exactamente por lo contrario, retomar ritmos más lentos y acordes con la naturaleza para poder conectar con ella y conectar con sus pensamientos. De ahí nace el nombre Slowers.

Decidió montar una tienda de zapatos, porque los zapatos son nuestros punto de conexión con la tierra.

La idea de abrir Slowers apareción cuando quería un cambio en su vida. Estaba perdida (como todos), se encontraba incomoda y decidió empezar a caminar por el monte cada mañana con su inseparable amigo perruno Ringo.

Juntos descubrieron que se sentía mucho mejor viviendo de forma más lenta y tranquila, disfrutando más de las pequeñas cosas, de la vida sencilla y con sentido.

Este cambio progresivo de vida la acercó también a una dieta vegetariana, más natural, saludable y en sintonía con este estilo de vivir.

De ahí, de esos paseos y esa nueva forma de percibir la vida nació Slowers, los zapatos para caminar a otro ritmo.

La inspiración para mí siempre viene de la naturaleza, es donde yo me siento plena y creativa, y de ahí salen todas las ideas para Slowers.

 

 

Si visitáis la página web de Slowers os daréis cuenta de que los zapatos, tanto los de mujeres como los de hombres, son muy bonitos, pero lo más importante es que no usan ningún material de origen animal.

Todos los zapatos se fabrican en España y los tejidos de algodón están hechos con algodón orgánico certificado con el sello GOTS.

También usan otros tejidos de origen vegetal como lino, cáñamo y corchoy las suelas están hechas de yute, caucho natural, corcho y TPU ecológico.

 

 

 

En el simpático decálogo que aclara el estilo de vida de un Slowers, he leído algo en que me reconozco totalmente:

Creemos que la vida es más simple de lo que pensamos, un juego, una aventura, un camino.

Y lo más seguro entonces es que yo también soy una Slower…

¿Y tu?

Leave a Reply

Deja un comentario